RECONECTADOS: Orden y transparencia